Saltar al contenido

263. Instagram puede provocar estreñimiento

A día de hoy hemos llegado a unos niveles de postureo en las redes sociales como no ha habido hasta ahora. Quizá Instagram esté a la cabeza debido a su propio formato en fotos y vídeos.

Este continua exhibición de cuerpos «perfectos», según los cánones de nuestra sociedad, está creando problemas de comportamiento en algunas personas relacionados con la apariencia física, alcanzando los límites con la anorexia, la vigorexia, etc.

Pero voy a hablar de un tema no tan grave, pero que seguramente te verás identificado en mayor o menor medida.

Prepárate para la foto

¿Quién no ha metido tripa alguna vez (o casi siempre) cuando nos van a sacar una foto?

Es algo que hacemos casi todos (yo me incluyo) para parecer que no tenemos tripa o que tenemos menos de la que realmente tenemos. En la zona abdominal tenemos más o menos cantidad de grasa, y al meter tripa el volumen que sale para afuera es menor, pero realmente seguimos teniendo la misma capa de grasa que antes, pero en la foto hemos salido con mejor aspecto (repito, según los cánones que actualmente tenemos de belleza).

Posible causa de estreñimiento

En torno a un 20% de los españoles sufre estreñimiento, lo que viene siendo ir mal al baño (fuente). Aunque la causa y la solución suelen buscarse en la alimentación, hay otros factores que pueden influir en el estreñimiento como el estrés, los viajes y las causas mecánicas.

Por causas mecánicas (no sabía muy bien cómo llamarlo) me refiero al hecho de meter tripa y a la postura a la hora de ir al baño. Hay que decir que dependerá de la persona el que una causa tenga mayor o menor importancia en su estreñimiento pero, al menos, son factores a tener en cuenta y que nos va a llevar poco esfuerzo probar.

Sentadilla profunda para ir al baño

Utilizar la sentadilla profunda para ir al baño es la mejor opción si tenemos movilidad suficiente. Esta posición hace que el recto se nos coloque en una mejor posición y nos costará menos esfuerzo hacer la faena (si quieres ampliar información echa un vistazo al artículo sentadilla profunda para ir al baño).

La otra causa mecánica es el acto de meter tripa.

Meter tripa es algo de nuestra era

Vernos mejor metiendo tripa es algo cultural que hemos ido mamando poco a poco, pero que fuera de nuestra forma de ver el mundo tiene poco sentido. Fíjate en esta foto:

Son aborígenes australianos con unos físicos espectaculares a los que les han tomado una foto. Se ve perfectamente la colocación natural del abdomen porque no están metiendo tripa. De hecho, alguno de ellos parece que tiene algo de tripa, pero si lo miras bien te darás cuenta de que tiene poquísima grasa en la zona abdominal.

Al ver esta foto me di cuenta de cómo nuestra forma de ver el mundo influye en nuestro comportamiento. En este caso, para mal.

¿Qué ocurre cuando metemos tripa?

Ponte de pie delante de un espejo y quítate la camiseta. Mete tripa como si te fueran a sacar una foto. Ahora, relaja el abdomen todo lo que puedas.

Todo eso que ha salido para afuera al relajarte, ahora está en su sitio natural. Mientras estás metiendo tripa, los intestinos están ocupando un espacio que no les corresponde, empujando el diafragma hacia arriba entre otras cosas.

Este movimiento no sólo provoca estreñimiento, según Katy Bowman en su libro Move your DNA, al empujar el diafragma hacia arriba, desplazamos los órganos hacia la cavidad torácica pudiendo llegar a provocar una hernia de hiato, o una inguinal cuando el desplazamiento se produce hacia dentro y hacia abajo.

Cómo relajar nuestro abdomen

Aunque puedes dejar de hacerte fotos para Instagram, esto no hará mucha diferencia ya que tendemos a hacer esta postura por defecto y nos cuesta relajar la zona abdominal.

Vamos a ver un sencillo ejercicio para aprender a hacerlo:

Colócate a gatas, a cuatro patas. Pon el culo en pompa estirando bien la espalda y deja que el abdomen se relaje. Siente cómo cae. Es importante no sacar tripa forzando el movimiento contrario.

Si has notado el cambio cuando el abdomen se ha relajado, ya lo tienes. Haz, al menos, unas cuantas respiraciones en esta postura. Es algo bastante cómodo y relajante por lo que no hay problema estar unos minutos.

Una vez que hemos notado cómo se siente el abdomen cuando está relajado, podemos ir practicándolo mientras estemos sentados o de pie. Lo ideal es ir acordándonos durante el día para ir comprobando si vamos con el abdomen tenso.

Obviamente, si estamos entrenando y el ejercicio requiere que activemos el abdomen o estamos cogiendo peso, no será cuando debamos de relajar esa musculatura. Pero hay momentos en los que estamos relajados y tenemos activada esa musculatura inconscientemente, para esos momentos es este ejercicio.

La sentadilla de descanso o sentadilla profunda también me gusta para ayudar a relajar esa zona. No nos facilita tanto la expansión del abdomen debido a que tenemos los muslos pegados al tronco, pero también la probaría para ayudar con el estreñimiento.