211. Botas minimalistas baratas: Análisis de las Freet Mudee


ACTUALIZACIÓN: Ahora con este código en Freet es «sergioc8g» y sólo hacen el 20% de descuento


Si buscas unas botas que sean minimalistas, impermeables, que te protejan del frío y no se pasen de los 100 euros, las Freet Mudee son tus botas. Hasta hace poco teníamos las Tracker de Vivobarefoot, que están muy chulas pero cuestan más de 200€. Con un precio más competitivo (150$) están las Boulder Boots de Lems. Éstas son un calzado también minimalista pero no es impermeable, son más de vestir, aunque las he usado para montaña y han respondido bien. (Hablaré de ellas en el futuro). Pero este invierno, por fin los chicos de Freet han sacado un modelo, que con el descuento que te voy a dar al final, baja de los 100€ (Con el cambio a libras estará en torno a los 85€). He estado probándolas durante un par de semanas y aquí muestro mi análisis. Primero vamos a ver cómo son.

Suela

Lo que más me interesa de un calzado minimalista es su suela. Totalmente plana, cero drop, es decir, el talón no está elevado sobre el resto de la planta. Es más bien gruesa si la miramos como un calzado minimalista, pero al encontrarnos frente a una bota de montaña creo que tiene el equilibrio adecuado. Si fuera demasiado fina y vamos por un pedregal no nos protegería lo suficiente que esperaríamos de una bota de montaña, por muy minimalista que sea. Es dibujo de la suela es muy interesante. Son principalmente triángulos colocados en diferentes posiciones. Algo ideal cuando hay barro, pero que también funciona en otras condiciones. Con dos semanas es pronto para hablar de desgaste, pero conozco otros propietarios de esta marca (con mismo compuesto de suela) y están sorprendidos de la durabilidad (actualizaré este apartado en el futuro).

Parte textil

La apariencia exterior es que son de cuero, pero es un material sintético (con la etiqueta vegano por si a alguien le interesa).

Impermeables

Son impermeables, pero hay un detalle que hace que estén más limitadas en cuanto a nieve o si el barro es profundo. En la la parte de la caña, cuando empieza la parte bota y acaba la de zapato, la lengüeta se separa de los laterales. Esto hace más cómodo el atado, pero nos limita a la hora de cruzar un pequeño río o pisar nieve un poco profunda, ya que por ese hueco se nos meterá el agua. Este ha sido la única pega que les encuentro a las botas. Quizá una membrana fina hubiera sido la solución.

Aislamiento

Son el calzado más caliente que he tenido en años. Aún haciendo mucho frío vas con el pie caliente, muy caliente. Soy un tío poco friolero para los pies (puedes echar un vistazo al invierno que pasé en sandalias), pero la protección contra el frío es espectacular. Me las he puesto con el calcetín más fino que tengo. Si te las pones con un calcetín gordo creo que podías ir al polo norte con ellas (mientras no se te meta nieve entre la lengüeta y la caña 🙂 ).

Comodidad

La parte textil por dentro tiene una tela que viene como almohadillada, con más o menos grosor dependiendo de la zona. Tiene una plantilla que, al ser una bota de montaña, no me he molestado en probar con ella quitada. Al ser la suela totalmente plana no hay nada que nos moleste, como pasa a veces con algún modelo que viene con el puente elevado (al estilo de alguna Merrell).

Espacio para los dedos

Si vas mucho tiempo descalzo o en sandalias y por ese motivo, o porque has nacido así, tienes los dedos separados y anchos, lo vas a gozar. El espacio es una auténtica maravilla, sin resultar incómodo.

Atado

Cordones sencillos con el sistema de atado de la mayoría de botas. Las dos últimos cruces son opcionales.

Tallaje

Tema importante. Elige un número mayor del que usas habitualmente. Yo suelo usar un 43 y elegí un 44. Me están perfectas. Aquí tienes el cuadro de tallas de Freet. Abajo de cada categoría vienen los centímetros interiores que tiene la bota de cada talla. Por dar una idea: mis pies miden 27cm y escogí unas con 27,3cm.

Comportamiento

Las he probado por diferentes terrenos: barro, piedras, agua… Van sin problema en todos ellos, teniendo en cuenta el detalle de que si metes el pie demasiado en el agua, ésta te entrará por el hueco que comenté antes. Esto no es un problema si está lloviendo, es decir, al atarnos el hueco ese queda tapado lo suficiente para que no entre agua de la lluvia, pero no tanto como para que sea sumergible. Yendo casi siempre con sandalias o como mucho unas Fivefingers sencillas a la montaña, se agradece mucho la protección extra que dan unas botas minimalistas, ya que despreocupas del terreno.

Mi opinión

Unas botas minimalistas buenas, bonitas y baratas. Cero drop, pero con protección suficiente, impermeables y muy cálidas. Ideales para el invierno y la montaña. Si metes el código SergioC al comprarlas tendrás un 25% de descuento y te saldrán, dependiendo de cómo esté el cambio a libras, en torno a 85€ (más envío).
Cookie Consent with Real Cookie Banner