Saltar al contenido

257. Descalzo por el Hayedo de la Tejera Negra

Así es en su mayoría la senda que pasa por el hayedo

Para poder escuchar este episodio sin publicidad y todos los del podcast premium tienes que ser socio.

Hazte socio

Si ya lo eres entra desde aquí.

Reproducir

Hacía bastante tiempo que no compartía aventurillas descalzo. La última que traje por la web fue la de subir al pico Ocejón descalzo (2.049m) el año pasado. Esta vez dando un paseo de 6 km por el hayedo más al sur que tenemos en Europa he vuelto a disfrutar como un enano.

Normalmente me gusta hacer rutas por este tipo de bosque en otoño, pero me acabo de dar cuenta de que casi me gusta más en verano. La sombra tupida que dan las hayas y el frescor de este tipo de bosque es un auténtico deleite cuando pega el sol en verano.

Además, esta ruta en concreto tiene un primer tramo con una pradera espectacular para que absolutamente todo el mundo la pueda empezar descalzo y que cuando se vea incómodo se ponga los zapatos.

Porque no se te ocurra probar esta ruta (ni ninguna que no conozcas) sin llevar un calzado en la mochila por si la cosa se pone fea. Así que empecemos por ahí:

Advertencia

Andar descalzo por el monte requiere adaptación.  Si no tienes mucha experiencia puedes probar algún tramo en el que te veas cómodo (verde), pero no intentes hacer un recorrido completo que no conoces si no tienes experiencia. Aún así, por muy experimentado que seas SIEMPRE lleva calzado en la mochila por si las cosas se tuercen. Esto es vital en época de frío.

Niveles de dificultad del terreno al ir descalzo.

Antes de pasar a ver cómo es la ruta, me gustaría dar unas pinceladas sobre el tipo de dificultad en cuanto al terreno que nos vamos a encontrar al ir descalzos.

Hablé de ello de forma extensa en Niveles de dificultad del terreno al ir descalzo. Pero por hacer un resumen, podemos clasificar el terreno en colores:

  • VERDE: Muy fácil, cualquiera puede ir descalzo por él. Puede ser pradera, suelo liso, la orilla del mar.
  • AZUL: Algo difícil. Alguien novato puede caminar, pero le supondrá ir notablemente más lento que si fuera calzado. Puede ser una senda sin mucha piedra
  • ROJO: Difícil. Si no tienes experiencia descalzo irás como Chiquito de la Calzada y apenas avanzarás. Alguien con experiencia podrá avanzar pero con alguna dificultad.
  • NEGRO: Impracticable. Muy difícil para un experto.

Es una ruta cortita de unos 6 km y no tiene demasiado desnivel. Por ponerle colores según la clasificación que acabamos de ver: La gran mayoría va por una senda AZUL. Al inicio hay un tramo VERDE y el kilómetro final es ROJO.

La ruta

Comienza por una pradera llana por la que es un auténtico gustazo caminar descalzo. Este primer tramo es el mejor para ir con los pies desnudos, podemos decir que es VERDE.

Luego la senda se va adentrando en un bosque más cerrado, primero de robles y poco a poco va cambiando a hayas. También va ascendiendo la pendiente, pero protegidos por el sol es una auténtica maravilla caminar por estos parajes en verano, a pesar de que eran alrededor de las 5 de la tarde.

Cuando llegamos al punto más alto de la ruta, podemos desviarnos unos 100 metros a mano derecha donde tenemos un collado también cubierto de pradera, aunque en este caso estaba un poco seca, con unas vistas espectaculares de la zona.

Ya desde aquí vamos bajando por un bosque de hayas completamente espectacular. Vamos como por cualquier hayedo que hayas podido visitar: todo en sombra, sin apenas vegetación baja que hace que puedas ver muy dentro del bosque y con una sensación de paz deliciosa.

A medida que vamos avanzando se van acabando las hayas y comienzan los pinos. También muy chulos, pero ya no se nota ese frescor de bosque del norte que dan las hayas.

La última parte de la ruta, más o menos el último kilómetro, es la peor zona para ir descalzo. Hay bastante piedra y además al pillar de bajada se hace más incómodo. No es algo impracticable si tienes experiencia, pero no es tan placentero como el resto de la ruta. Podemos decir que este tramo es ROJO.

Al llegar al parking del que se sale, descubrimos que estábamos totalmente solos, y eso que era domingo y no era muy tarde. En otoño hay que pedir cita para poder llegar a este aparcamiento, pero en verano hay sitio más que de sobra y tengo que decir que es igualmente una auténtica pasada, sino más. Eso sí, como vayas en fin de semana y hasta media tarde te toca pagar 4€ por coche.

La zona de Cantalojas (Guadalajara) donde se encuentra este hayedo, es espectacular para probar a ir descalzo, ya que al tener muchas vacas y varios ríos, mantiene muchas zonas de pradera espectaculares.

ACTUALIZACIÓN

Semanas más tarde repetí la ruta descalzo pero esta vez a la inversa. En este caso, cambia bastante el asunto y el tramo rojo se hace mucho más llevadero, hasta tal punto de que si tienes algo de experiencia no vas a necesitar caminar más despacio que si fueras calzado.

Cookies