Saltar al contenido

Aplicaciones del móvil para entrenar

Después de probar muchas aplicaciones durante años, llevo tiempo que sólo uso 3 de ellas para entrenar y, muy de vez en cuando, una cuarta para el tema de la alimentación. En este artículo intentaré hacer un repaso de ellas y de su utilidad. Son aplicaciones compatibles, tanto para Android como para iOS (Apple). Todas salvo una, pero os daré una alternativa que es casi la misma.

Hay muchas, muchísimas aplicaciones relacionadas con el ejercicio físico y la alimentación, pero ya sabéis que me gusta el minimalismo y no sólo en cuanto al calzado, por lo que intento utilizar solamente las que realmente me son útiles.

La primera de ellas sólo la voy a mencionar. Es la típica aplicación que es un cronómetro, el que viene instalado por defecto, pero no me voy a para a explicarla por la sencillez que tiene. En la explicación de cada una pondré varias capturas de pantalla del móvil y la primera de ellas será cómo aparece en la tienda de Android, porque a veces con sólo el nombre puede dar lugar a error, ya que algunas se suelen llamar muy parecido. Ahora sí, vamos a ver a fondo las otras tres:

Pro Metronome

Esta aplicación, que en principio está pensada para el tema de la música, viene de lujo para contar los segundos sin tener que estar mirando la pantalla. A la hora de aguantar tiempo en la posición de hollow body, haciendo un bloqueo en dominadas, haciendo el pino, etc.

Para ello tenemos que poner el metrónomo en un tempo de 60 pitidos por minuto. Esto lo hacemos girando el círculo gris que aparece en el centro de la pantalla.

En la imagen del centro el tempo está fijado en 60 para contar segundos. En la de la derecha está en 180 para medir la cadencia corriendo.

Pero el metrónomo tiene otra utilidad más: medir la cadencia cuando vas corriendo, es decir, los pasos por minuto. Cuando empezamos a correr descalzos es importante aumentar la cadencia acercándonos lo más posible a 180 pasos por minuto. Sólo hay que girar la ruleta hasta llegar a 180.

Si estás escuchando los pitidos todo el rato que estés corriendo igual te vuelves loco, pero es bastante útil ponerlo cuando empezamos y también de vez en cuando a lo largo de la sesión para ver si seguimos llevando una buena cadencia. Esto es sobre todo al principio, luego ya casi sale solo.

He probado varios metrónomos y este gana por goleada. No tiene publicidad y es sencillísimo de usar.

Google Fit

Ya mencioné esta aplicación cuando hablé de la importancia de andar 10.000 pasos al día. Te va monitorizando lo que te mueves. No hace falta que estés siempre con ello encendido, pero hazlo al menos un par de días para tener una referencia objetiva de lo que te mueves cada día, entrenamientos a parte. Si llegas a esos 10.000, perfecto. Si no, pues intenta meter más ratos andando en tu día a día hasta llegar al objetivo.

Esta aplicación no está como tal para los que tenéis iPhone, pero Apple Health es muy muy parecida.

En la captura de pantalla del medio he señalado dónde hay que pulsar para grabar una actividad de forma más precisa. En la de la derecha aparecen los movimientos que hemos hecho a lo largo del día. En ambas, en la parte superior, tenemos registro de tiempo, km, cal y pasos.

A parte de la funcionalidad de ir grabando lo que te mueves, tiene otra opción que es «Iniciar actividad». Si le das ahí graba de forma más específica. Alguna vez lo uso para ver cuánto tiene un recorrido de carrera determinado o ver a qué ritmo he ido.

Como todas estas aplicaciones que funcionan con GPS tiene cierto margen de error y hay algún día que no funciona de forma muy precisa, pero en general resuelve la papeleta bastante bien. También tiene una opción que te va cantando el paso de cada kilómetro.

Tiene más opciones como control de peso, pero es algo que no he usado y no lo veo del todo práctico. No os fiéis tampoco de las «calorías de mantenimiento» que vienen por defecto, es decir, lo que consume tu cuerpo si te quedaras todo el día tumbado, porque son muchas menos de la realidad.

Lo dicho, herramienta perfecta para medir lo que nos movemos cada día. También nos vale para grabar distancias y tiempo de carrera, bici, etc. Por cierto, ¿sabes que si te estás midiendo lo que te mueves, te mueves más? (estudio)

Al ser una aplicación propia de Google tampoco tiene publicidad.

My Fitness Pal

Esta no va de entrenamiento sino de alimentación. Ahora se llama Contador de Calorías. No es algo que utilice habitualmente ni mucho menos. Es bastante pesado el tener que estar pesando las comidas y controlando macros, pero creo que es un ejercicio muy interesante a la hora de saber cuánto estamos comiendo y qué proporción de macronutrientes.

Ya comenté cuando hablé en el podcast de la dieta de la zona, que medir de vez en cuando cantidades y macros era positivo para tener una referencia objetiva en cuanto a lo que nos estamos metiendo pal cuerpo. La dieta de la zona se queda bastante lejos de ser precisa, pero esta aplicación afina bastante más.

Lo que no significa que sea muy precisa, ya que no todos los plátanos tienen el mismo porcentaje de macros ni la misma cantidad de vitaminas y minerales aunque pesen lo mismo. Hay que tener en cuenta la variedad, el grado de maduración, conservación, etc. En definitiva, de lo más preciso que podemos tener, pero aún con margen de error.

A continuación os dejo unas capturas de pantalla para que veáis un poco de qué va:

Para empezar tienes que registrarte y luego ya calculas tus necesidades de kcal (aquí hay aún más margen de error que en los alimentos). A partir de ahí eliges un alimento, por ejemplo «champiñón fresco» y metes la cantidad que te vas a comer. Y así hasta que registras todas las comida de ese día. Un trabajo bastante pesado y casi imposible si te gusta cocinar en plan guisos y sois varios en casa.

El día que veis en la captura de pantalla me sorprendió la cantidad de vitaminas y minerales que había comido: ¡había multiplicado por 26 la cantidad diaria recomendada de vitamina A! Por 3 la de vitamina C y por 8 la de calcio sin haber tomado ningún lácteo.

Os preguntaréis que qué comí. Aquí tenéis el menú:

  • Desayuno: revuelto de huevos con champiñones. Una mandarina y un té con miel.
  • Comida: Ternera a la plancha con acelgas (un buen plato).
  • Cena: Caballa con patata cocida y fresas

Todo ello en bastante cantidad y cocinado con aceite de oliva virgen extra.

Si os dan curiosidad los macros, los datos de las capturas de pantalla corresponden a este día.

He puesto este ejemplo para ilustrar que con un tipo de alimentación basado en comida real, con bien de verdura y fruta nos pasamos tranquilamente de las cantidades diarias recomendadas en micronutrientes. También me resultó curioso la cantidad de calcio que había tomado sin probar un lácteo.

Para terminar con lo del menú decir que no son datos demasiado fiables, pero que no creo que vayan muy desencaminados. De hecho, hay muchos alimentos en los que no aparecen registrados los micronutrientes, con lo que serían más áun.

Lo dicho, la aplicación está bastante completa aunque lo de meter todo lo que comes en el día es bastante laborioso. Pero puede ser positivo para darnos cuenta de las cantidades y sobre todo, de las grandes cantidades de calorías (y los pocos micronutrientes, fibra y demás cosas positivas) que lleva la comida procesada.

Usé la versión gratuíta de la aplicación. En ella, en la parte de abajo de la pantalla aparece una pequeña franja con publicidad que realmente apenas molesta. En esta versión no están abiertas todas las funcionalidades. Yo no he echado nada en falta y para hacer lo que os he comentado aquí tampoco haría falta la opción premium.

Para terminar, otra sugerencia. Puedes descargarte cualquier reproductor de podcast (pon «podcast» en el buscador de la tienda de Android y te saldrán un montón: Ivoox, Podcast Republic, etc) para escuchar el de Mi GYM en casa o cualquier otro que te guste mientras entrenas 😉

Cookies