Saltar al contenido

Análisis de las sandalias Enix 050

sandalias-enix-050
Aquí tenéis las sandalias Enix 050 después de la prueba

Las Enix 050 son unas sandalias de lo más minimalista que se puede encontrar, pero a la vez muy bien acabadas y resistentes. A destacar su sistema de atado que junta sencillez y eficacia en la sujección de la sandalia. El valenciano Jordi Maldonado es su creador. Corredor minimalista y artesano que juntó sus dos grandes pasiones para sacar a la venta, en 2014, las primeras sandalias Enix. Vamos a verlas a fondo.

Suela

La suela de las Enix 050 es algo muy, pero que muy minimalista. Está compuesta de una plancha Vibram de 5mm y su parte superior (footbed) está hecha de un material sintético llamado Aquatec.

Esta suela Vibram de 5mm tiene su origen en las sandalias que se empezaron a vender al inicio de todo este movimiento minimalista, cuando te vendían la plancha entera de goma Vibram que tenías que recortar tú mismo y luego montar tú el atalaje con una especie de cordones. Minimalismo DIY a tope.

Al ser la suela tan sumamente fina vas menos protegido, pero sientes mejor el terreno bajo tus pies. Decidir el grosor del calzado que quieres llevar creo que es una cuestión bastante personal. A mí esa protección me es suficiente para el volumen de kilómetros que hago y para el tipo de terreno que piso.

Yo normalmente voy descalzo salvo que la zona tenga mucha piedra o el terreno sea realmente malo. Ten eso en cuenta a la hora de valorar la protección que necesitas. Lo que me vale a mí, puede que a tí te sea insuficiente. O al revés, tú puedes estar muy acostumbrado a ir descalzo por cualquier parte y yo no tanto.

Como dije antes, para mí es la protección ideal, más de eso ya me resulta incómodo para correr. Pero claro si tuviera que hacer una ruta andando de varios días o correr por un terreno escarpado ya no diría lo mismo. Por favor, tened esto en cuenta, os estoy dando mi opinión personal y en cierto modo subjetiva.

Más adelante, en la parte que hablo de la prueba en sí con las sandalias tenéis más detalles sobre este tema.

Atalaje

Al igual que la suela, la parte de cintas que hace que la suela quede sujeta a nuestro pie, es también muy sencilla y minimalista. Con los elementos justos.

Consta de dos partes: una con cordón y la otra, una cinta que se «ata» con un velcro.

El cordón va desde la suela (sin nudo debajo), pasando por entre nuestro dedo gordo y el índice (se dice índice también en el pie? jeje) hasta unirse con las cintas que componen el resto del atalaje. Al ser esta parte de cordón bastante suave no he notado ningún amago de rozadura ni molestia.

Las cintas comienzan en un corchete, donde se unen al cordón, y después de pasar por debajo de la suela vuelven a la zona donde se vuelven a unir con el cordón y se atan ajustando la punta de ésta que está hecha de velcro. Si miráis el dibujo os aclararéis mejor. Este sistema lo han denominado Cierre ENIX®.

La cinta de la que está hecho es como de cinturón de seguridad de coche, pero lógicamente más finita, de 20mm de ancho. Es muy cómoda, en ningún momento me ha molestado. Es suave al tacto y además tiene pinta de ser muy muy resistente.

sandalias-enix-050
Aquí podéis ver bien el sistema de atado. Ojalá pudiera correr siempre por un terreno como el de la foto.

El único pero que le he visto al sistema es que al apretarme bien las sandalias me sobra un poco de la cinta con velcro. Es un sistema de cierre estándar por lo que quizá tengo la zona del pie donde se ajustan las cintas más fina de lo habitual. Aún así quedan muy bien sujetas y en ningún momento se aflojaron.

Lo dicho, un sistema sencillo, bien pensado y muy cómodo.

Prueba de campo

He sometido a las sandalias a dos pruebas bien distintas. Una carrera larga y otra corta con cambios de dirección. Aquí tenéis el resultado:

Carrera larga

La prueba consta de una carrera de 10km (a un ritmo de unos  5’/km) por un terreno con mucha piedra, algunas subidas y bajadas y el cruce de un río para probar el comportamiento en mojado.

chungo-para-correr-descalzo
El terreno por el que realicé las pruebas es bastante pedregoso.

Al principio de la prueba todo perfecto, sin ningún problema. Cuando tuve que cruzar el río no tuve problemas de adherencia de la suela de la sandalia con el suelo, pero sí de mi propio pie con la suela. Mi pie resbalaba con la suela y eso hacía la carrera bastante incómoda. El problema duró muy poco, en cuestión de un minuto se secó y se solucionó.

Ya terminando, en los últimos dos kilómetros se me empezó a hacer de noche. Como comenté antes, esta sandalia lleva la protección justa. Esto unido a que ya no veía muy bien dónde tenía que pisar debido a la falta de luz, hizo que pisara un par de piedras que no debía. Lo que no fue más allá del dolorcillo del momento. Esto fue culpa mía, ya que si vas con poca protección y no ves bien donde pisas, ¿qué puedes esperar? 😀

Carrera corta con cambios de dirección

Esta prueba consta de un sesión de GASSERS (para saber exactamente en qué consiste pincha aquí). Es un tipo de entrenamiento de carrera que no haría con huaraches, pero es una forma de llevarlas al límite. El terreno es parecido al de la otra prueba pero en una zona del camino con algo menos de piedras.

Como digo, unas sandalias no son el calzado más idóneo para los gassers, pero se comportaron muy bien. Aguantaron bien las aceleraciones. En las frenadas y cambios de dirección derrapaban un pelín, pero siendo más suave en estos movimientos no tuve apenas problemas de adherencia.

La gracia de hacer los gassers con sandalias o incluso descalzo, es que te obliga a ser mucho más técnico y a hacer las frenadas y cambios de dirección de manera más suave que con un calzado en el que vas protegido a tope.

Las cintas de sujeción de las sandalias también se comportaron a la perfección y no se abrieron ni cogieron holgura en ningún momento.

Precio

La verdad que son muy económicas comparadas con el precio que suelen (o solían) tener las sandalias para correr hasta hace bien poco. Costaban 30 euros (+7 de gastos de envío) y las podéis pedir on line en la tienda de Enix Sandals.

Conclusión

Las Enix 050 son unas sandalias de lo más minimalista que puedes encontrar por ahí. Poca suela, poco peso, poco precio y un sistema de cintas muy sencillo pero muy bien pensado y resistente.

Si quieres empezar con buen pie en esto del minimalismo, quizá te interese el Curso de Minimalismo Básico, donde aprenderás cómo incorporar el minimalismo poco a poco en tu día a día para fortalecer tus pies de forma segura. También tienes el Curso de Fabricación de Huaraches para aprender a fabricarte tus propias sandalias con suela Vibram (a unos 3€ el par).

Cookies