Saltar al contenido

Correr en cinta descalzo

ventajas correr descalzo cinta
Reproducir

¿Se puede correr descalzo en la cinta? ¿Es mejor que correr con zapatillas o es malo? Correr descalzo en la cinta tiene ventajas respecto a hacerlo calzado, pero debemos de hacerlo de forma progresiva.

Si comenzamos a correr descalzos en la cinta al mismo volumen e intensidad a que estamos acostumbrados a hacerlo con zapatillas, tendremos problemas.

Comencemos por el principio para entender mejor cómo va a responder nuestro cuerpo a correr sin zapatillas en la cinta.

¿Qué es el barefoot?

Barefoot, en inglés, significa descalzo. Esta modalidad de carrera, el barefoot running, se basa en correr totalmente descalzo.

Es posible adaptarse a correr descalzo incluso por caminos. Yo mismo lo he hecho, pero requiere adaptación previa, sino es muy probable que acabes lesionado.

Esta adaptación se llama transición al minimalismo. Y es el periodo en el que nuestras estructuras, principalmente pies y parte inferior de la pierna, se van acostumbrando a la nueva forma de correr.

Ventajas de correr descalzo

correr cinta descalzo
Corriendo descalzo en la cinta

La ventaja principal al correr descalzos, es que nuestro cuerpo siente que no tiene protección en el talón y cambia inconscientemente la técnica. Concretamente nuestro patrón de aterrizaje se adelanta, tendiendo a aterrizar más de antepié (estudio).

Veamos un ejemplo. Si normalmente, la parte que primero toca el suelo cuando corremos es el talón, al correr descalzos será la parte media del pie la primero que tome contacto con el suelo.

Si, en cambio, ya aterrizamos con el pie plano, lo normal será que aterricemos de antepié.

Además, también cambia la rotación de la pisada, haciéndose más neutra.

Este tipo de mejora en la técnica reduce las fuerzas de impacto que recibe nuestro cuerpo con cada zancada y hace la carrera más eficiente.

¿Correr descalzo es malo? Inconvenientes de correr descalzo

Lesión

Aunque sea mejor técnicamente correr descalzo y supuestamente recibamos menos impacto con cada pisada, nuestro cuerpo aún no está preparado.

Lo que pasa si corres descalzo con la misma carga de entrenamiento que estabas haciendo hasta ahora con zapatillas amortiguadas, es que tendrás problemas.

Para evitarlos, deberemos comenzar a correr descalzos en casa de forma gradual, sumando minutos muy poco a poco para dejar que nuestro cuerpo se vaya adaptando.

Ampollas

Aunque quizá de menos importancia que una lesión, pero igualmente molesto, son las ampollas. Se producirán debido a la fricción con la cinta y al calor.

Si vas aumentando minutos poco a poco, lo más probable es que no aparezca este problema.

¿Se puede correr descalzo en cinta?

Por supuesto que puedes correr descalzo en cinta de correr, pero haciendo una transición adecuada. De hecho, la cinta nos va a permitir adaptarnos más rápido a correr descalzos ya que tiene dos ventajas principales:

  • Superficie de goma: Esto hace que no tengamos peligro de clavarnos ninguna piedrecilla ni tengamos que ir mirando el suelo.
  • Cierta amortiguación: Con cada pisada la cinta cede un poco y cada pisada se hace más suave.

Estas dos ventajas hacen que correr descalzo en cinta sea una buena opción como adaptación previa a correr descalzo o minimalista en el exterior.

Por contra, al ser una superficie totalmente regular, repetiremos exactamente el mismo patrón de carrera y esto, en algunas personas, puede sobrecargar un poco más de lo normal. Una vez más, es cuestión de adaptarnos

En el siguiente vídeo puedes ver cómo la cinta dece un poco a cada zancada. Fíjate también en el patrón de pisada, en cómo aterriza de antipié.

¿Es bueno hacer cinta descalzo?

Como ya hemos visto, correr en cinta descalzo sí es bueno, porque mejora nuestra técnica de carrera.

No es bueno si comenzamos a hacerlo de golpe. Pero, ¿y andar en la cinta descalzo?

Caminar en cinta descalzo

Andar en la cinta sin zapatillas genera menos impacto que correr. Es el ejercicio ideal para prepararnos para correr descalzos.

Si no tenemos pensado correr en la cinta, caminar sin zapatillas en ella, nos va a permitir fortalecer nuestros pies.

Esto es interesante porque mejorará nuestra postura, pero al igual que la carrera, deberemos de hacerlo de forma progresiva.

Si normalmente caminas una hora, hazlo descalzo los últimos 5 minutos. Cada semana ve sumando minutos descalzo y restando minutos con zapatillas.

Ve adaptando esto a lo que tu cuerpo te dice. Si hay molestias no sigas aumentando tiempo descalzo o incluso redúcelo. Si todo va bien, ve incrementándolo poco a poco.

Cookies