Saltar a la comba sin comba

saltar la cuerda sin cuerda

Si no sueles utilizar el ejercicio de saltar a la comba o ni siquiera te has planteado hacerlo, la proposición de saltar a la comba sin comba puede parecer una idea peregrina sin mucho sentido…

Pero si te has propuesto comenzar a saltar a la comba y aún no tienes la cuerda, o vives en un piso y te has dado cuenta de lo poco compatible que es saltar allí, te habrá pasado por la cabeza el intentarlo sin la comba. Tengo que confesar que esta idea ha sido de mi mujer, una gran saltadora de comba, con y sin ella.

Beneficios de saltar a la comba

Nuestros huesos se fortalecen principalmente con los ejercicios de impacto (como saltar a la comba) y con el entrenamiento de fuerza.

Esto ocurre por la teoría del mechanostat, que viene a decir que al saltar se producen pequeñas microroturas en nuestros huesos que hacen que éste tenga que regenerarse. Con esta regeneración nuestros huesos se van haciendo cada vez más fuertes. Lógicamente, este estímulo tiene que ser controlado, cosa que haremos haciendo un entrenamiento de comba y/o de ejercicios de fuerza bien planificado y adaptado a la persona.

Esto es importante a lo largo de toda nuestra vida, pero es tremendamente importante cuando vamos sobrepasando los 50, sobre todo en mujeres, ya que el riesgo de osteoporosis se dispara. (En el siguiente artículo puedes aprender cómo hacer gimnasia en casa para mayores de 50 años).


Si estás en una situación parecida te recomiendo
las RUTINAS para empezar de cero y el Curso de Comba Básico.
Apúntate para tener acceso a ellos.

Hazte socio

Ahora que ya hemos repasado los beneficios de saltar a la comba, pasemos a ver cuándo puede ser buena idea utilizar este ejercicio.

¿Cuándo saltar a la comba sin cuerda?

Es muy probable que tengas la respuesta si has querido saltar a la comba y algo te lo ha impedido…

No tengo comba

Sí, parece una perogrullada, pero si te motivas a empezar a saltar a la comba porque, por ejemplo, estás leyendo esto y no tienes comba, pues ya no podemos hacerlo. Otras veces será porque estemos de viaje y no la hayamos traído con nosotros.

Saltar a la comba sin ruido

Me atrevería a decir, sobre todo por las consultas que me hacéis llegar, que el motivo principal es que saltar a la comba dentro de un piso hace mucho ruido.

No todo el mundo puede (o quiere) entrenar en la calle, en un parque o en un gimnasio, ya sea por falta de tiempo, de dinero o por exceso de vergüenza. Sea por el motivo que sea, hay personas que deciden entrenar en casa. Algo, dicho sea de paso, totalmente viable.

El problema viene cuando vivimos en un piso. El mayor ruido se produce cuando la comba golpea el suelo justo al pasar por debajo de nosotros. Obviamente nuestros saltos también provocan ruido, pero podremos mitigarlos (que no anularlos por completo) haciéndolo sobre una alfombra gruesa, una esterilla, un par de baldosas de gomaespuma… (imaginación al poder).

Por muchas medidas de precaución que tomemos, es posible que sigamos provocando algo de ruido y molestemos al vecino de abajo, a pesar de saltar sin cuerda. Si es el caso, puedes bajarte a hacer los saltos al garaje o invitar a tu vecino a entrenar contigo 🙂 Pero ante todo, sé respetuoso. Si no puedes hacerlo en la calle, deberías sustituir los saltos por un entrenamiento de fuerza, que para tu salud ósea es igual de interesante.

Saltar a la comba sin espacio

Otro problema de los pisos es que es muy fácil que demos al techo o a cualquier parte del mobiliario de la casa con la comba, ya que delante y detrás de nosotros también necesitaremos algo más de un metro para hacerlo con seguridad. Al saltar sin comba nos ahorraremos este tipo de problemas y nos ahorraremos más de una discusión si no vivimos solos 🙂

Ahora sí, vamos al meollo del asunto,

¿Cómo saltar a la comba sin cuerda?

Pues muy fácil: saltando de la misma manera que si la tuvieras. Imagínate que la estás sujetando y que en cada salto pasa por debajo de ti. Intenta mantener la coordinación y la tensión en los brazos.

Aunque no va a ser exactamente lo mismo, sí que va a ser un estímulo muy parecido para nuestro cuerpo. Es importante mantener la tensión en los brazos haciendo como si quisiéramos hacer girar la cuerda en cada salto, ya que es la parte que en la que más diferencias podemos notar al hacer el gesto sin la comba.

¿Tiene los mismos beneficios saltar sin cuerda?

¿Saltar a la comba sin cuerda es lo mismo? Mi respuesta es un rotundo sí. Diría que es lo mismo en un 90%. Obviamente, si hablamos de coordinación el asunto resulta mucho más fácil (algo que puede ser muy interesante para principiantes), pero en cuanto a los beneficios óseos que hemos hablado, y también sirve como trabajo de entrenamiento aeróbico, es algo prácticamente similar. Vamos a ver esto en detalle.

¿En qué se parece saltar con comba y sin comba?

  • Mismo estímulo a los huesos: Si hablamos de luchar contra la osteoporosis, de estimular la densidad ósea, el estímulo en el tren inferior (piernas) y columna, es el mismo. Tu cuerpo no va a notar a nivel óseo si estás sujetando o no la comba. En los brazos, la tensión que tenemos que poner para hacer girar la comba no la vamos a tener, pero es algo muy insignificante comparado con el estímulo que provoca el impacto del salto.
  • Casi el mismo estímulo a los músculos: En el tren inferior no hay diferencias. Sí que hay algo de diferencia en torno a brazos y hombros al dejarlos liberados del trabajo de mover la comba, pero, de nuevo, algo poco significativo.
  • Casi el mismo estímulo cardiovascular: Por decirlo de forma sencilla, nos va a hacer jadear casi lo mismo. Ese casi viene no de tener que usar los brazos para hacer girar la comba. Por lo tanto, saltar sin cuerda también adelgaza.

¿En que se diferencia saltar con comba y sin comba?

  • Diferente en cuanto a coordinación: No nos va a requerir la misma atención cada salto ni vamos a tropezar con la comba. En este caso, sí es diferente.
  • Diferente en cuanto al reto de conseguir un número determinado de saltos: fruto de lo anterior, no vamos a tener el incentivo de hacer X saltos seguidos sin fallar. Esto podemos solventarlo imaginando que tenemos la comba e intentando conseguir un número de saltos determinado igualmente, aunque sea imposible fallar 🙂

Resumen

Saltar a la comba sin comba es una opción totalmente válida cuando, por falta de material o porque el lugar donde vamos a hacerlo no es el apropiado, no podemos hacerlo con la comba.

El ejercicio de saltar a la comba sin comba requiere menos coordinación que el salto con comba normal, algo que puede ser muy interesante cuando estamos empezando. Pero si lo utilizamos como una herramienta para mejorar nuestra salud, es prácticamente igual, ya que apenas hay diferencias en cuanto a estímulo óseo, muscular y cardiovascular.

Aquí puedes ampliar más información sobre saltar a la comba:

Aprender a saltar a la comba

Si te quieres poner en serio y quieres saber más sobre beneficios, técnica, elección de comba y planificación échale un vistazo a los cursos. Con el básico llegarás a saltar 10 minutos seguidos. Con el intermedio incluirás saltos a una pierna, los saltos con desplazamiento y, los más difíciles, los que hacemos cambiando el movimiento de la comba.

¿Quieres además combinarlo con un plan de entrenamiento de fuerza en casa?

Rellena esta encuesta y te digo cuál se adapta mejor a tu caso particular.

Cookie Consent with Real Cookie Banner